Cómo saber si tu sitio es compatible con dispositivos móviles

Con el aumento a nivel global de los accesos a Internet a través de dispositivos móviles, como teléfonos inteligente (smartphones), tables, e incluso hasta smart-tvs, Google desarrolló una herramienta que permite testear si un sitio web es "amigable" con este tipo de dispositivos.

Para acceder a esta herramienta basta con ingresar a 

https://www.google.com/webmasters/tools/mobile-friendly/?hl=ES 

y luego introducir la dirección del sitio que queremos analizar. Muchas veces no basta únicamente con hacer un análisis de la página de inicio, sino que también es necesario comprobar las páginas internas del sitio, fundamentelmente el sector de contacto, desde donde los usuarios del sitio pueden ponerse en contacto con nosotros.

Datos de contacto

+54 341 5202922

0341 155 - 202922

consultas@elfueye.com.ar

Tendencias en el diseño de interfaces

Durante los últimos años hemos visto un rápido cambio en el diseño de las interfaces de las programas y aplicaciones, desde el 3D y los volúmenes hacia lo simple y minimalista. Con esta tendencia casi omnipresente, tomemos un momento para considerar cómo llegamos hasta aquí y qué influencia está teniendo en el diseño de las interfaces en general.
¿Qué sucedió?
Cómo es que pasamos casi colectivamente del amor a todas las cosas texturadas, biseladas y sombreadas a un deseo por los colores planos y la tipografía simple? Muchos factores han impulsado esta transición, pero hay algunos que sobresalen. Sobrecarga de información Con una cultura constantemente conectada, tenemos que lidiar con una flujo de información imparable, con mucho contenido relevante y de interés, y con mucho más que no lo es.
Estamos constantemente evaluando, filtrando y por supuesto, creando contenido, y todo eso se vuelve bastante cansador. Además, mucho de los contenidos que consumimos se ha trasladado a pequeños aparatitos con pequeñas pantallas, aumentando aun más esa sensación de sobrecarga. Sentirse excedido es demasiado fácil, y una reducción del desorden en las interfaces de usuario (UI) puede crear un pequeño zen visual.

La simplicidad es oro
En una tedencia similar, una gran cantidad de aplicaciones y servicios web están ofreciendo herramientas muy focalizadas con sets muy limitados. Mientras los desarrolladores de software tradicionales tienden a cargar sus productos con una enorme cantidad de funciones que justifiquen el alto costo de sus productos, este cambio hacia las micro-aplicaciones focalizadas favorece la simplicidad sobre la sobrecarga.
Aplicaciones más simples implican interfaces más simples. El contenido manda, otra vez.
Como sucede a menudo cuando los nuevos dispositivos y tecnologías ingresan al mercado, con fascinamos con lo que pueden hacer y cómo podemos aumentar la interactividad. Esta fascinación por la interface es usualmente seguida por un regreso a la focalización en el contenido. El consumo de información, sea texto, audio o video, es probablemente la actividad que más realizamos en nuestros dispositivos, y para el caso de ese tipo de uso, sólo queremos que las interfaces no interfieran en nuestro objetivo.

Literalidad tecnológica
A medida que los smartphones y las tablets van ingresando rápidamente en todos los sectores de usuarios, la preocupación por la obviedad en los controles se ha reducido. Antes se temía que el usuario no se diera cuenta de la existencia de un botón o de un link, pero ahora nos permitimos explorar interacciones más sutiles. Windows 8 y Chrome para Andoid hasta disponen de comandos táctiles que inician la pantalla, sin ningún indicador visual.

Influencia de la tecnología
La mayoría de los softwares estarán limitados por la plataforma en la que corren. Las dimensiones de la pantalla y la densidad de pixel son los factores determinantes del hardware. Una interface minmalista requiere una paleta de colores muy limitada, lo que significa que cada elemento debe ser el indicado. La escala de la tipografía va a determinar de manera importante la estética y la usabilidad de ese diseño plano.
Si los dispositivos no pueden manejar ese nivel de matices, la cosa se complica. A medida que el tamaño de las pantallas y la densidad de los pixeles continúan reduciendose en los dispositivos móviles, la tipografía liviana y pequeña puede ser presentada con mejor claridad.

Diseño Adaptable (Responsive Design)
Con la proliferación de los dispositivos conectados de distintas dimensiones, las interfaces han tenido que volverse más fluidas, y el movimiento de diseño adaptable ha respondido. Mientras que el diseño adaptable no responde a una estética en particular, se podría ciertamente argumentar que las interfaces planas lo llevan a un nivel mucho más adecuado que otras. La otra ventaja del diseño minimalista es la reducción del peso de las páginas y de su tiempo de carga.